Manchas rojas en el glande: ¿por qué aparecen?

 In partner store

Escrito por el personal de Mayo Clinic La salud del pene es una parte importante de tu salud. Los problemas del pene pueden ser un signo de otra enfermedad. Pueden causar estrés, problemas en las relaciones o baja confianza en uno mismo. Aprende sobre los signos y síntomas de los problemas del pene y lo que puedes hacer para proteger la salud de tu pene.

Algunos ejemplos de problemas relacionados con la función sexual, la actividad sexual y la salud del pene son los siguientes: Disfunción eréctil. Esta afección dificulta tener y mantener una erección lo suficientemente firme para tener relaciones sexuales. Problemas de eyaculación. Por ejemplo la incapacidad de eyacular, la eyaculación precoz, la eyaculación retardada, la eyaculación dolorosa, la eyaculación reducida o la eyaculación retrógrada.

La eyaculación retrógrada ocurre cuando el semen ingresa en la vejiga en lugar de salir por el pene. Es la incapacidad de alcanzar un orgasmo a pesar de que haya estimulación suficiente.

Disminución de la libido. Con esta afección, el deseo sexual es menor de lo normal. Infecciones de trasmisión sexual. Algunas de ellas son las verrugas genitales, gonorrea, clamidia, sífilis y herpes genital. Estas infecciones causan micción dolorosa, secreciones penianas y llagas o ampollas en el pene o en la zona genital. Esta afección puede ocasionar balanitis, que es la inflamación de la cabeza del pene, sarpullidos, manchas de diferentes colores en la piel del pene, picazón o ardor y una secreción blanca.

Enfermedad de Peyronie. Con esta afección, se desarrolla tejido fibroso dentro del pene. A menudo, esto causa erecciones curvadas marcas en el pene dolorosas. Fractura peniana.

Esta rotura del tejido fibroso y de forma cilíndrica del pene ocurre durante una erección. Por lo general, se produce cuando el pene erecto golpea con fuerza la pelvis de la mujer durante una relación sexual. Esta afección consiste en una erección duradera y generalmente dolorosa que no ocurre por la estimulación o la excitación sexual.

Con esta afección, el prepucio del pene no circuncidado no se retrae de la cabeza del pene. Esto puede ocasionar micción y erecciones dolorosas.

Esto ocurre cuando el prepucio no puede volver a su posición normal después de retraerse. Esta afección causa hinchazón dolorosa del pene y afecta el flujo de sangre. Luego, se convierte en un tumor similar a una verruga que secreta pus acuoso. Varios factores de riesgo pueden afectar la salud del pene. Algunos se pueden modificar y otros no. Por ejemplo: Enfermedades cardíacas, diabetes marcas en el pene afecciones relacionadas.

Las enfermedades cardíacas, la diabetes, la presión arterial alta, el colesterol marcas en el pene y la obesidad pueden aumentar el riesgo de disfunción eréctil. Ciertos medicamentos. La disfunción eréctil es un posible efecto secundario de algunos medicamentos usuales. Junto con otros riesgos para la salud, fumar aumenta las probabilidades de tener disfunción eréctil.

Beber en exceso. Beber demasiado alcohol puede llevar a la disminución del deseo sexual, la disfunción eréctil y las malas decisiones de comportamiento sexual. Niveles hormonales. Los desequilibrios hormonales, especialmente no tener suficiente testosterona, se han relacionado con la disfunción eréctil. Factores psicológicos. La depresión, un alto grado de estrés u otros problemas de salud mental, así como los medicamentos para tratar estas afecciones, pueden aumentar el riesgo de disfunción eréctil.

A su vez, la disfunción eréctil puede empeorar la ansiedad, la depresión, la baja autoestima o el estrés en relación con el desempeño sexual. Enfermedades neurológicas. Eso puede causar disfunción eréctil. Por lo general, el envejecimiento disminuye los niveles de testosterona.

Tener relaciones sexuales que no son seguras. Una perforación en el pene puede causar una infección en la piel y obstruir el flujo de orina. Consulta al proveedor de atención médica lo antes posible si presentas alguno de los siguientes síntomas: Cambios en la forma de eyacular. Cambios repentinos en el deseo sexual. Sangrado durante la micción o la eyaculación. Verrugas, protuberancias, irritación o sarpullido en el pene o en la zona genital.

Pene muy doblado o con una curvatura que causa dolor o interfiere en la actividad sexual. Sensación de ardor al orinar. Secreción del pene. Dolor intenso después de un traumatismo en el pene.

Puedes tomar medidas para proteger la salud del pene y tu salud en general. Usa preservativo o ten relaciones sexuales con una pareja que se haya hecho pruebas y no tenga infecciones de trasmisión sexual. Haz actividad física. La actividad física moderada puede reducir el riesgo de disfunción eréctil. Toma decisiones saludables. Mantener un peso saludable puede ayudar a reducir el riesgo de desarrollar colesterol alto, presión arterial alta, diabetes tipo 2 y otros factores de riesgo para la disfunción eréctil.

Regresa el prepucio a su posición normal después de tener relaciones sexuales. Infórmate sobre tus medicamentos. Habla con el proveedor de atención médica sobre el uso de medicamentos y sus posibles efectos secundarios.

Presta atención a tu salud mental. Busca tratamiento para la depresión, la ansiedad u otras enfermedades mentales. Deja de fumar y limita el consumo de alcohol. Si fumas, deja de hacerlo. Si necesitas ayuda para lograrlo, habla a un miembro del equipo de atención médica.

Si eliges beber alcohol, hazlo con moderación. Para los adultos saludables, beber con moderación significa una bebida al día para las mujeres y hasta dos bebidas al día para los hombres. No todos los problemas del pene se pueden prevenir. Las revisiones periódicas también pueden ayudar a detectar cuanto antes los problemas que afectan al pene.

Puede que sea difícil hablar con el proveedor de atención médica sobre los problemas del pene. Pero no permitas que la vergüenza te impida asumir el control de tu salud. Atención médica Masculina en Mayo Clinic Nuestro atento equipo de especialistas de Mayo Clinic puede ayudarte con tus problemas de salud.

Comienza visitando la sección Salud Masculina de Mayo Clinic. Empieza el proceso Hay un problema con la información enviada en la solicitud.

Revise o actualice la información resaltada a continuación y vuelva a enviar el formulario. Vea un ejemplo del correo electrónico e inscríbase a continuación. Si usted es un paciente de Mayo Clinic, esto puede incluir información confidencial de salud.

En cualquier momento, puede optar por no recibir las comunicaciones de correo electrónico si presiona en el mensaje el enlace para anular la suscripción. El sistema no funciona en este momento. Vuelva a intentarlo. Hubo un problema por parte nuestra, vuelva a intentarlo.

Recommended Posts