Estimulantes sexuales para mujeres

 In partner store

Imprimir Diagnóstico Por definición, te pueden diagnosticar trastorno del deseo sexual hipoactivo pastilla estimulante para mujeres normalmente no tienes pensamientos ni deseos sexuales, y la ausencia de estos sentimientos te causa aflicción.

Durante un examen pélvico, tu médico puede detectar signos de cambios físicos que pueden disminuir el deseo sexual, como adelgazamiento de los tejidos genitales, sequedad vaginal o puntos que causan dolor.

Te derive a un especialista. Un asesor especializado o un terapeuta sexual pueden evaluar mejor los factores emocionales y de la relación que pueden disminuir el deseo sexual. Las recomendaciones comprenden educación sexual, terapia y, a veces, medicamentos y terapia hormonal. Educación y terapia sexual Hablar con un terapeuta sexual o con un asesor capacitado en abordar temas sexuales puede ayudar con la disminución del deseo sexual. La terapia suele consistir en información sobre la respuesta sexual y técnicas sexuales.

Es probable que el terapeuta o asesor te recomienden material de lectura o ejercicios para hacer en pareja. El asesoramiento psicológico de pareja que aborda temas de relaciones también puede incrementar sentimientos de intimidad y deseo.

Por ejemplo, los antidepresivos como la paroxetina Paxil y la fluoxetina Prozac, Sarafem pueden disminuir el deseo sexual. El cambio al bupropión Wellbutrin SR, Wellbutrin XLun tipo diferente de antidepresivo, suele mejorar el deseo sexual y a veces se receta a las mujeres con dificultades para lograr el interés o la excitación sexual. Junto con el asesoramiento, el médico puede prescribirte un medicamento para aumentar la libido. Otros efectos secundarios incluyen vómitos, rubor, dolor de cabeza y reacción de la piel en el lugar de la inyección.

Terapia hormonal La sequedad o el encogimiento de la vagina, uno de los signos distintivos del síndrome genitourinario de la menopausia, puede hacer que el sexo sea incómodo y, a su vez, reducir el deseo.

Las posibles terapias hormonales incluyen las siguientes: Estrógeno. En las cremas vaginales y en un supositorio o anillo de liberación lenta hay dosis menores de estrógeno. Tu médico puede ayudarte a comprender los riesgos y beneficios de cada una de estas formas. El uso de la testosterona en las mujeres es controvertido. Prasterona Intrarosa. Este óvulo vaginal suministra la hormona dehidroepiandrosterona directamente a la vagina para ayudar a aliviar el dolor durante las relaciones sexuales.

Este medicamento se usa todas las noches para aliviar los síntomas de la sequedad vaginal moderada a grave relacionada con el síndrome genitourinario en la menopausia. Ospemifeno Osphena. Si se la toma a diario, esta píldora puede ayudar a aliviar los síntomas sexuales dolorosos en mujeres con síndrome genitourinario en la menopausia de moderado a grave.

Solicite una consulta Estilo de vida y remedios caseros Incluso los pequeños cambios saludables en el estilo de vida pueden hacer una gran diferencia en tu deseo sexual: Haz ejercicio.

Reduce el estrés. Encontrar métodos efectivos para encarar el estrés laboral, diario y financiero puede mejorar el deseo sexual. Comunícate con tu pareja. En materia de sexo, la comunicación es importante. Conversar acerca de lo que te gusta o lo que te disgusta puede ayudar a crear una intimidad sexual mayor. Reserva tiempo para la intimidad. Programar los encuentros sexuales en el calendario puede parecer aburrido y artificial. Pero dar prioridad a la intimidad puede ayudarte a restablecer el deseo sexual.

Añade atractivo a tu vida sexual. Prueba distintas posiciones sexuales o tener sexo en diferentes lugares o momentos del día. Pídele a tu pareja que prolongue el juego previo. El tabaco, las drogas ilegales y el alcohol en exceso pueden apagar el impulso sexual. Medicina alternativa Hablar sobre el bajo deseo sexual con un médico puede ser difícil para algunas mujeres, así que algunas recurren a suplementos a base de hierbas de venta libre. Sin embargo, la Administración de Alimentos y Medicamentos no regula dichos productos y, en muchos casos, estos no se estudiaron bien.

Los suplementos a base de hierbas pueden tener efectos secundarios o interactuar con otros medicamentos que tomes. Habla siempre con un médico antes de tomarlos. Una mezcla de suplementos a base de hierbas se llama Avlimil. Se aplica en el clítoris, en los labios vulvares y en la vagina. Estrategias de afrontamiento y apoyo Tener poco deseo sexual puede ser muy difícil para ti y para tu pareja.

Es normal sentirse triste o frustrado si no puedes tener la sensualidad o romanticismo que te gustaría tener o que solías tener. Al mismo tiempo, la disminución del deseo sexual puede hacer que tu pareja se sienta rechazada, lo que puede causar conflictos y peleas. Intenta no centrar tu atención en el sexo.

En cambio, dedica tiempo a cuidar tu relación y a ti mismo. Haz una larga caminata. Saluda a tu pareja con un beso antes de irte. Organiza una cita en su restaurante favorito. Sentirte bien contigo mismo y tu pareja puede ser el mejor juego previo. Preparación para la consulta Por lo general, los médicos de cabecera y los ginecólogos preguntan sobre las relaciones sexuales y sobre la intimidad como parte de una visita médica de rutina.

Aprovecha esta oportunidad para ser sincero sobre tus preocupaciones sexuales. Hablar con el médico sobre sexo puede darte vergüenza, pero es un asunto completamente adecuado. De hecho, tu satisfacción sexual es una parte esencial de tu salud y bienestar general. Piensa preguntas para hacerle al médico y escríbelas.

Lleva papel y un bolígrafo para anotar la información mientras el médico responde a tus preguntas.

Recent Posts