Cremas y pomadas para hemorroides (externas e internas)

 In partner store

Los objetivos terapéuticos para ambas entidades son: remisión de los síntomas, curación de la lesión, evitar recidivas, mejorar la calidad de vida, minimizar los efectos adversos del tratamiento y optimizar los recursos. Las hemorroides msdicamento estructuras fisiológicas constituidas por plexos vasculares arteriovenosos que forman un almohadillado a lo largo del canal anal.

Las hemorroides se clasifican en externas e internas. Los signos principales de las hemorroides internas son la rectorragia y el prolapso 2. Estas hemorroides raramente se manifiestan por una trombosis. Protrusión en el canal anal sin prolapso exterior. Prolapso con reducción manual. Prolapso continuo que se reproduce tras su reducción.

Algoritmo del tratamiento de los medicamento para las hemorroides internas y externas con síntomas hemorroidales. Los estudios distribuyeron aleatoriamente a los pacientes a recibir un tratamiento con suplementos de fibra o placebo. No se localizaron estudios que evaluasen la efectividad de una dieta rica en fibra ni de otro tipo de laxantes estudios de tratamiento [1a]. A Se recomienda el tratamiento con suplementos de fibra en los episodios agudos de hemorroides.

Grado de recomendación A. C Se sugiere la ingesta moderada de líquidos y los baños de asiento con agua templada, como medida de higiene local, en el tratameinto de los medicamenho agudos de hemorroides.

Grado de recomendación C. Estos preparados suelen contener compuestos anestésicos y corticoides de forma aislada o combinada, y eternas han sido evaluados en ensayos clínicos. Estos tratamientos, aunque inicialmente pueden aliviar la sintomatología, sólo deben aplicarse durante unos pocos días una semana aproximadamenteya que pueden provocar pérdida de sensibilidad de la piel, irritación, alergias, etc.

Los autores concluyen que, por el momento, no es aconsejable recomendar su uso en mujeres embarazadas 17 estudios de tratamiento [1a]. Diversas sustancias p. C Los preparados con corticoides y anestésicos tópicos pueden aliviar la sintomatología de los episodios agudos de hemorroides, aunque su uso se ha de limitar a períodos cortos.

Aunque se trata de un procedimiento sencillo, que puede realizarse de forma ambulatoria, a veces se presentan complicaciones, generalmente leves estudios de tratamiento [2b]. El estudio no proporciona pruebas de significación estadística ni IC. Por otra parte, se han descrito complicaciones sépticas con la escleroterapia y se debe prestar especial atención en los varones, pues la inyección accidental en la próstata puede causar en ocasiones una prostatitis química 9 estudios de tratamiento [2b].

Fotocoagulación con infrarrojos No se han localizado ECA que comparen la fotocoagulación con infrarrojos frente a placebo. Los 2 ECA localizados posteriormente muestran igualmente resultados contradictorios. El primero de ellos observó una eficacia similar de ambas técnicas para los grados I y II, y un menor dolor tras el tratamiento con CIR Posteriormente, Gupta et al observaron que la CIR fue menos efectiva en el control del sangrado Los 4 estudios disponibles actualmente muestran resultados contradictorios respecto al dolor postoperatorio 9 estudios de tratamiento [2b].

En el primero 82 pacientes las dos técnicas consiguieron resultados similares en cuanto a incidencias de sangrado y prolapso al cabo de un año Fotocoagulación con infrarrojos frente a escleroterapia Dos ECA analizaron esta comparación. El primero de ellos pacientes, con hemorroides de grados I medicmaento II no observó diferencias a los 12 meses en la satisfacción de los pacientes Las diferencias se mantuvieron uno y 4 años después, aunque no fueron estadísticamente significativas el primer año no se proporciona la significación estadística a los 4 años.

La técnica, descrita por primera vez por Milligan-Morgan, se conoce también como hemorroidectomía abierta. El resultado de la escisión se deja expuesto para su cicatrización por segunda intención. Hay otras variaciones de la intervención de hemorroidectomía escisional orientadas a reducir el dolor tras la cirugía, menos extendidas u homogéneas, y que no son objeto de esta guía.

Una técnica alternativa a la de escisión fue descrita por primera vez en por Longo. Dado que la técnica no realiza medicameto escisión propiamente dicha, se encuentra frecuentemente descrita como hemorroidopexia circunferencial, hemorroidopexia grapada o con grapas, anopexia grapada o con grapas de Longo, o mucosectomía circunferencial. Esta técnica consiste en la resección de la mucosa prolapsada, la interna de las estructuras mucosas del canal anal y la posterior fibrosis de éstas.

La ligadura selectiva guiada por ecografía Doppler de la arteria hemorroidal ha sido evaluada recientemente en un ensayo clínico Los resultados tras la cirugía fueron significativamente mejores para la técnica de ligadura de la arteria hemorroidal, en términos de estancia hospitalaria y tiempo de recuperación.

No obstante, el escaso tamaño de medicamrnto muestra y la experiencia actual con esta técnica no permiten por el momento obtener conclusiones sólidas estudios de tratamiento medicamneto. Los 2 estudios que compararon las recurrencias a meficamento año no encontraron diferencias entre las dos técnicas, aunque incluyeron pacientes con hemorroides de hejorroides I-IV 33, Con la técnica cerrada se obtuvo menos dolor tras la intervención en tres de los siete ECA 32, 35, 37 estudios de tratamiento [1b-2b].

El resultado fue muy parecido para las recurrencias entre el primer y segundo año. No obstante, la hemorroidopexia circunferencial grapada es una técnica especializada y requiere un entrenamiento específico, por lo que sólo deberían llevarla a cabo cirujanos entrenados A pesar de estos inconvenientes, la satisfacción es similar para ambos tratamientos.

Por tanto, parece razonable adoptar la LBE como el tratamiento inicial de elección en las hemorroides de grado II, ya que presenta resultados similares pero con menos efectos adversos.

No se observaron diferencias significativas entre la diosmina y la CIR. Los pacientes con hemorroides de grados I y II respondieron significativamente mejor que los pacientes con hemorroides de grado III. El dolor asociado a la intervención fue parecido en ambos abordajes tras la cirugía, a las 2 y las 6 extednas. En un ensayo clínico abierto, realizado en 98 pacientes con hemorroides externas trombosadas, los pacientes recibieron anestésicos tópicos con o sin nifedipino tópico Actualmente el nifedipino tópico sólo se puede obtener a través de la prescripción de una fórmula magistral estudios de tratamiento [2b].

En las hemorroides internas, un ECA aleatorizó 50 pacientes con hemorroides internas prolapsadas y trombosadas a recibir hemorroidectomía urgente o tratamiento conservador.

Grado de recomendación B. La fisura anal es un problema bastante frecuente que, en la mayoría de los casos, no reviste gravedad y produce importantes molestias en los pacientes, como dolor, escozor y rectorragia principalmente manchado del papel higiénico.

Se trata de una lesión cuyo probable origen es un traumatismo agudo del canal anal durante la defecación. Esta evolución a la cronicidad podría deberse a la hipertonía del esfínter y a la isquemia local. La mayoría de los pacientes acude a consulta cuando ya presentan una fisura anal crónica de duración entre 4 y 8 semanasla cual puede praa de los siguientes signos: presencia de hemorroide centinela, hipertrofia de la papila anal, exposición del esfínter anal interno en el suelo de la fisura, induración de los bordes de la fisura e induración del esfínter anal.

Algoritmo del tratamiento de los pacientes con fisura anal. La primera revisión, realizada por Lund 16examinó los tratamientos disponibles hasta el año No se han localizado ECA sobre el uemorroides de estas medidas conservadoras en el tratamiento de la fisura anal crónica.

Un ECA posterior encontró que, comparada con placebo, la dieta rica en fibra previene las internnas Algunos estudios observacionales 66—68 mostraron resultados en la misma dirección estudios de tratamiento [1b-2b]. Aunque se carece de evidencia para ello, algunos autores recomiendan la realización de baños de asiento de forma adicional a otra terapia 60 estudios de tratamiento [1a].

Un reciente ECA 69 no incluido en las anteriores revisiones y GPC mostró que los baños de asiento asociados a una dieta rica en fibra en los pacientes con fisura anal aguda mejoró la satisfacción a las 4 semanas, aunque no mejoró de forma significativa el dolor asociado, en comparación con los pacientes que recibieron sólo una dieta rica en fibra.

Resumen de la evidencia sobre las medidas higienicodietéticas para la fisura anal — La fibra asociada a baños de asiento se ha mostrado superior a los tratamientos anestésicos y medicamento para las hemorroides internas y externas tópicos estudios de tratamiento 1b. Recomendaciones sobre las medidas higienicodietéticas para la fisura anal B Se recomienda el tratamiento con fibra en la intsrnas, tratamiento y recurrrencias de la fisura anal aguda.

C Se sugiere la introducción de medidas locales, como los baños de asiento para los síntomas de la fisura. Un primer grupo combate los síntomas de la fisura anestésicos y corticoides de aplicación local. Un segundo grupo disminuye la hipertonía del esfínter anal nitroglicerina, toxina botulínica, diltiazem, etc.

En este apartado se describe con detalle cada una de las intervenciones y las comparaciones disponibles estudios de tratamiento [1a]. A pesar de que los ensayos evaluaron tanto pacientes con fisuras agudas como crónicas, los resultados sugieren que estos tratamientos por sí mismos son ineficaces en la relajación del esfínter anal y que es necesario aliviar el espasmo de éste para curar de forma definitiva la fisura. No obstante, estos tratamientos pueden inicialmente aliviar la sintomatología y son relativamente seguros estudios de tratamiento [1b-2b].

La importante heterogeneidad observada no permite inferir conclusiones sólidas a partir de los resultados disponibles. Este riesgo es similar independientemente extwrnas la vía de administración estudios de tratamiento [1a].

La combinación de nitratos cualquier sustancia o vía de administración con sildenafilo puede causar un descenso repentino y grave de la presión sanguínea. En el esfínter anal, reduce la presión de reposo y aumenta el flujo sanguíneo. La tasa de curación de las fisuras crónicas tratadas con toxina botulínica difiere de forma significativa entre los distintos estudios. Tras las 2 semanas, el estudio fue cruzado y no permitió la comparación directa de los grupos estudios de tratamiento [2b].

No obstante, ésta es temporal y se resuelve en pocas semanas Otras complicaciones potenciales son la trombosis hemorroidal, la equimosis y la epididimitis Los resultados de esta revisión para laa formas orales o tópicas no mostraron diferencias en la tasa de curación. Aunque la evidencia procedió de estudios individuales, los antagonistas del calcio se mostraron superiores a la combinación de anestésicos lidocaína e hidrocortisona en el tratamiento de la fisura anal aguda y a la aplicación tópica de corticoides en el tratamiento de la fisura anal crónica Un ensayo clínico posterior realizado en 20 pacientes tampoco mostró diferencias entre el nifedipino oral y la nitroglicerina pada en términos de reducción del dolor, curación y recurrencias a las 8 semanas El cumplimiento del tratamiento con nifedipino oral debido a los efectos adversos, principalmente cefalea, puede ser escaso En nuestro país no disponemos de diltiazem o nifedipino en formulación tópica, por lo que debe obtenerse a través de la prescripción de una fórmula magistral.

Aunque los mecanismos de acción farmacológicos son diversos, todos ellos tienen como objetivo la relajación del esfínter anal 60 estudios de tratamiento [1b-2b]. Resumen de la evidencia sobre el tratamiento farmacológico de la fisura anal — Las tasas de curación con el uso de anestésicos y corticoides tópicos son inferiores a las conseguidas con nitroglicerina, antagonistas del calcio o toxina botulínica aplicados tópicamente estudios de tratamiento 1b-2b.

Recomendaciones sobre el tratamiento farmacológico para la fisura anal B Se sugiere la utlización de los anestésicos y corticoides tópicos durante períodos limitados días en el tratamiento de la fisura anal aguda.

B Se recomeinda medicamneto utilización de los nitratos tópicos o de la toxina botulínica en el tratamiento de la fisura anal crónica. C Se sugiere la utilización de los antagonistas del calcio tópicos en el tratamiento de la fisura anal crónica. Nota: Los nitratos tópicos, la toxina botulínica y los antagonistas del calcio no tienen indicación registrada en nuestro país para el tratamiento de las fisuras anales.

Dentro de ésta, tanto la vía abierta como la cerrada han mostrado el mismo nivel de eficacia. La dilatación anal y la esfinterotomía interna de la línea media posterior probablemente deberían abandonarse como alternativas en el tratamiento de la fisura anal crónica en adultos 59 estudios de tratamiento [1a]. No obstante, este resultado se obtuvo sólo tras eliminar los estudios que contribuyeron a la heterogeneidad de los resultados.

Un ECA realizado en 40 pacientes comparó la esfinterotomía lateral interna con fisurectomía con avance mucoso. El grado de satisfacción a los 3 meses y la tasa de curaciones fueron similares con las 2 técnicas 58 estudios de tratamiento mexicamento. Los principales estudios han evaluado la eficacia relativa de la esfinterotomía química, principalmente con la toxina botulínica o la nitroglicerina, con la esfinterotomía lateral interna en el tratamiento ezternas las fisuras anales crónicas.

La citada revisión Cochrane mostró una superioridad de la esfinterotomía comparada con el nifedipino oral en todas las variables evaluadas eficacia, recurrencias y satisfacción.

Recent Posts